chicas en lencería

La lencería femenina curiosidades y fines de diversión

Una nueva encuesta internacional revela las actitudes de las personas jóvenes hacia la lencería  y el sexo.

Historia de la lencería femenina

Historia de la lencería femenina

La historia de la lencería nos remonta a las antiguas civilizaciones, donde las mujeres buscaban una manera práctica de poder tapar sus zonas pudorosas (pechos y entrepierna).

Aparte de esa función, también era un tema de estética y practicidad, fundamentalmente con lo relacionado con los pechos de la mujer, ya que por una cuestión de gravedad los pechos deben ser sujetos para que ellas se sientan más cómodas en su andar.

Muchos de aquellos primeros sostenes no eran más que telas de seda envueltas en los pechos femeninos. Asimismo, los primeros calzones distaban muchísimo de lo que hoy día podemos observar. Al pasar los siglos, la lencería fue tomando cada vez más forma.

lencería sexy

Un hito importante de la lencería fue la época de las monarquías europeas y el período napoleónico, en los cuales, el corsé tuvo un lugar privilegiado entre las mujeres, las cuales buscaban por medio de esta lencería verse más espigadas y estilizadas. 

Por medio del corsé, que funcionaba por medio de tirantes, se lograba acinturar y reducir de tallas, sobretodo en la zona del abdomen. Otra peculiaridad del corsé es que estiliza la forma de los pechos. La lencería se fue amoldando a lo largo de los siglos a cada época concreta.

hito importante de la lencería

El siglo XX se considera como el siglo en que la lencería se afianza en la mujer, aunque hay que decir también que en este siglo han existido períodos bajos como en los años 30, 40, y 50, décadas que han sido consideradas como muy conservadoras y poco sensuales en cuanto a la confección de la lencería en sí.

Hubo una época en peculiar, la de los años 60, donde el movimiento hippie movilizó una actitud rupturista frente a la lencería, abandonando, en parte, el uso de los sujetadores e introduciendo el color y las flores en la ropa interior y provocando la liberación de muchos tabúes.

El cine y la televisión fueron claves en los 70 cuando “Los Ángeles de Charlie” y las deseadas chicas Bond convirtieron la belleza y la inocencia en looks sensuales y sexies. Cabelleras al viento y altos tacones abrían paso a una lencería de mayor audacia.

No fue hasta la década de los 80 cuando la lencería volvió a estar en la cúspide. Claramente ayudada por los iconos sexuales de aquella época como Madonna, la cual impuso la utilización de lencería con encajes y muy sofisticada, surgió una moda que rápidamente gustó entre las mujeres y en los hombres, los cuales de inmediato agradecieron que sus mujeres fueran más osadas al escoger su ropa íntima.

En los 90, la ropa interior se simplificó y el gran bombazo lo dio el nacimiento del “Wonderbra”, haciendo que millones de mujeres aumentaran su talla de pecho de manera instantánea. Además, el físico cobró gran importancia y nuevas tendencias, orientadas a practicar deportes y a la vida sana, unieron diseño y confort.

Sensual, romántica, sofisticada, irresistible, así se podría definir a la lencería de hoy. Coquetas, delicadas y sexy, estas prendas han pasado a ser una segunda piel, convirtiendo la ropa íntima en objeto de seducción y placer; la cual apunta a una mujer sexy, confiada en sí misma.

delicadas y sexy

La lencería sensual sigue hasta el día de hoy funcionando como un fuerte sinónimo de todo lo imaginable en cuanto a lo sensual, y seguirá haciéndolo durante muchos años más porque el deseo y el erotismo van tan unidos a la mujer que serán imposibles de borrar jamás.

Lencería sexy y por qué llevarla

Qué es lencería sexy?

Como era de esperar, el concepto de lenceria sexy cambia desde la perspectiva de un hombre o de una mujer, donde las mujeres consideran que la lencería romántica es sexy, mientras que los hombres piensan que la ropa interior coqueta y atrevida es la más sexy.

Al final, la ropa interior sencilla y simple solo es preferida por los suecos y los alemanes. Esto es cierto en particular para las mujeres alemanas, que prefieren que su ropa interior sea sencilla, un duro contraste frente a las mujeres españolas, que quieren que su lencería sea coqueta y atrevida.

Quién utiliza lencería sexy?

lencería de novias delicadas y sexy

En términos generales, más de tres cuartas partes de los entrevistados de todos los países encuestados declaran llevar ropa interior sexy, siendo las mujeres españolas las que encabezan la lista, con un 99%, en comparación con el 79% de China.

 

Optimismo para una cita

A pesar de que más del 76% de los entrevistados dicen llevar ropa interior sexy en una cita, no todas las nacionalidades demuestran tener el mismo comportamiento.

El vaso está medio lleno para un asombroso 95% de nuestros amigos franceses que llevan ropa interior sexy en una cita, frente al 79% de los americanos. A los chinos y británicos les gusta mantener los pies en el suelo y no se entusiasman, con solo un 18% y 39% de ellos respectivamente llevando ropa interior sexy en una cena íntima. Por otro lado, los suecos y holandeses se sitúan en el borde con una puntuación media del 74%.

Lencería sexy – para el amor

Lencería sexy - para el amor

Con el 54% de los italianos y el 56% de los franceses llevando ropa interior sexy principalmente para satisfacer a su pareja, el 55% de los ingleses y el 67% de los chinos entrevistados dicen que les gusta llevar ropa interior atractiva para tener confianza en sí mismos y sentirse bien. 

Curiosidades sobre la lencería 

Lencería sexy para embarazadas

1. Los corsés se utilizaban para quitar el apetito

chica en corsés

Hace unos cuantos siglos, los corsés se apretaban a tal extremo que las mujeres no podían casi respirar, ni obviamente comer. En un principio, éstos estaban hechos con huesos de ballena pero con el tiempo se fue sustituyendo por otros materiales sintéticos. Muchas mujeres de la época utilizaban estas prendas con le objetivo de comer menos y así estar más delgadas.

2. Las primeras mujeres en utilizar sujetadores fueron griegas

Por el año 1.700 a. C. se empezaron a llevar los primeros “sujetadores” (tan sólo era una tela, nada parecido a los de hoy en día). Para las griegas, los sujetadores de esta época no solo tenían la función de sujetar el pecho, sino que también era una forma de indicar que eran mujeres civilizadas y sofisticadas. En su mayoría, los llevaban mujeres de clase alta o incluso mujeres que querían dar un toque más erótico a su forma de vestir.

3. Hace años las fajas fueron una prenda muy TOP

Existían ya desde hace mucho tiempo pero fue a principios del siglo pasado cuando las fajas reductoras tuvieron su gran auge entre las mujeres. Era tan común llevar faja como llevar sujetador. A mitad de siglo ese boom fue decayendo y fue hace 15-20 años cuando con las nuevas tecnologías y los nuevos tejidos, comenzaron cada vez más a volver a utilizarse, ya que estilizaban la figura y eran capaz de reducir hasta dos tallas.

4. Las tallas de sujetador se inventaron hace 90 años

Aunque parezca mentira, las tallas y diferentes copas llevan en nuestra sociedad menos de lo que parece. En un principio, solo existían 5 tallas muy básicas: A, B, C, D y DD, de ahí que tengamos letras para distinguir las copas de sujetadores.

5. No se sabe exactamente quién fue la inventora del sujetador

Hay distintas teorías, pero el mérito se le atribuye a la más reciente Mary Phelps Jacob en 1914. Esta mujeres se dió cuenta de que su corsé y su vestido eran incompatibles. Fue entonces cuando cogió dos pañuelos de seda y una cinta y creó su propio sujetador. Este sujetador es lo más parecido al que utilizamos hoy en día.

6. Dime que ropa interior utilizas y te diré cómo eres

Existen varios estudios de diferentes universidades que afirman que las mujeres que utilizan braguitas tipo tanga son más creativas. Lo mismo pasa con los colores de tu ropa interior, por ejemplo colores como rojo y azul indican más pasión y energía que los colores neutros. ¿Qué piensas tú?

7. Hippies vs sujetadores

En los años 60 con el movimiento hippie muchas mujeres intentaron crear un movimiento en contra de los sujetadores, argumentando que eran incómodos y que no les hacía sentirse libres. Por suerte hoy en día tenemos mil tipos y marcas donde elegir las cuales nos aseguran comodidad y sujeción a la vez.

8. El push up se inventó hace 60 años

A pesar de que fue inventado por una marca estadounidense hace aproximadamente 60 años, no se puso de moda hasta unos años después gracias a una campaña publicitaria de la marca Wonderbra.

9. La palabra lencería NO implica que sea sexy

Viene del francés y casi por costumbre la asociamos con la sensualidad, pero en este caso, la palabra es “lingere” que significa contorno o línea. La lencería viene a ser la ropa interior femenina, con lo que engloba desde fajas hasta panties, que no son precisamente lo más sexy que puedas encontrar en prendas interiores.

10. Los sujetadores reductores no solo reducen la talla.

Muchas mujeres se confunden con la función de estos sujetadores y no los compran por este motivo. En realidad su función principal es recoger el pecho y dar una forma más redondeada, de forma que no sólo afecta al pecho, sino que también al contorno del cuerpo creando una figura más esbelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *